¿Es posible controlar nuestro tiempo?

Albert Einstein propuso que los eventos que ocurren en nuestra vida y el tiempo están profundamente ligados, y que estos eventos son en realidad la sustancia o esencia del tiempo. Basado en esta premisa, definió el tiempo como una secuencia de eventos —una continuidad— en la que estos eventos, sucesos o acontecimientos, ocurren uno tras otro del pasado al presente al futuro.

En otras palabras, la unidad básica del tiempo no son los minutos, ni las horas, como hemos aprendido en física, sino los eventos. Todo lo que hacemos, toda actividad, todo período de tiempo que transcurre, independientemente de que estemos haciendo algo productivo con él o no, es un evento. Así que cuando hablamos de controlar o administrar nuestro tiempo, a lo que verdaderamente nos estamos refiriendo es a administrar los eventos que forman parte de nuestra vida, que no es más que administrar nuestra manera de actuar.

Comparte este artículo