¿Estás permitiendo que las vacas controlan tu vida?

En mi libro La Vaca, la vaca simboliza toda excusa, hábito, pretexto o justificación que nos impide vivir plenamente. Y la verdad es que todos cargamos con más vacas de las que estamos dispuestos a admitir, justificaciones con las que buscamos convencernos a nosotros mismos y a los demás de que las circunstancias no están tan mal como parecen; disculpas que frecuentemente utilizamos para explicar por qué no estamos haciendo lo que deberíamos.

Es claro que si deseamos triunfar debemos estar dispuestos a deshacernos de todas estas creencias limitantes. Debemos tomar la decisión de librarnos de los hábitos, excusas y creencias que nos mantienen atados a la mediocridad. No hay otra opción sino desterrar el conformismo y aceptar el reto de matar todas las vacas que hemos cargado sobre nuestros hombros, de manera que vivamos libre de mediocridad, dispuestos a aceptar los retos, lograr las metas y hacer realidad los sueños reservados para aquellas personas que se atreven a soñar en grande.

Comparte este artículo