El poder del pensamiento positivo

Una mentalidad positiva no se trata de esconder la cabeza en la arena, ni de ser irrealista. Al desarrollar una actitud positiva, sigues reconociendo los aspectos negativos de una situación. Sin embargo, eliges concentrarte en la esperanza y la oportunidad que existe. Este método te ayuda a evitar quedar atrapado en un círculo paralizador de malos sentimientos, y te ayuda a avanzar más rápidamente, actuar para solucionar los problemas y enfrentar los retos de la vida que inevitablemente experimentamos.

Las enfermedades relacionadas con el estrés son características que cada vez tienen mayor presencia en la vida diaria moderna. Todos somos humanos y estamos diseñados para experimentar todo el espectro de emociones. El temor y la ansiedad pueden controlarnos a todos. La forma como enfrentamos las desafiantes situaciones hacen la gran diferencia. Epicteto dijo: “lo que me preocupa no es cómo son las cosas, sino lo que las personas creen que son las cosas”. Shakespeare estaba en lo correcto cuando dijo: “no existe nada bueno ni malo; es el pensamiento lo que lo hace parecer así”. En ti está el poder de pensar positivamente. ¡Ejerce dicho poder!

Comparte este artículo