La trampa de vivir esclavos del reloj

Generalmente, cuando hablo de administrar nuestro tiempo, lo primero que muchos piensan es que vamos a discutir los pormenores del uso adecuado de nuestra agenda de actividades diarias, o a examinar diferentes estrategias para organizar nuestro horario de manera que podamos ser más productivos. Creen que el objetivo principal es uno solo: cómo lograr más en menos tiempo.

Pero lo cierto es que el objetivo no es convertirnos en esclavos del reloj, ni vivir estresados porque los demás parecen siempre llegar tarde a nuestras reuniones, o ser tan productivos en nuestro trabajo que tenemos tiempo para todo menos para nosotros mismos. Tampoco es hallarnos en un estado de angustia constante debido a que nuestro sistema de administración del tiempo no nos deja respirar y sentimos que no podemos tomar un descanso sin sentirnos culpables.

El verdadero objetivo es aprender a ocupar nuestro tiempo en ser felices, en asegurarnos que estamos trabajando en materializar nuestros sueños y en vivir nuestra vida de acuerdo con nuestros valores y principios.

Comparte este artículo