¿Por qué invertir en tu propio desarrollo personal no es opcional?

Un estudio realizado por la Universidad de Harvard y el Instituto de Investigaciones de Stanford, afirma que sólo el 15% de las razones por las cuales una persona sale adelante en su campo y triunfa personal y profesionalmente, es el resultado de sus habilidades técnicas y de sus conocimientos profesionales, mientras que el 85% restante tiene que ver con su actitud, su nivel de motivación y su capacidad para desarrollar relaciones positivas con las demás personas.

Toda persona debería invertir por lo menos un 3% de sus ingresos en su desarrollo personal y profesional —libros, revistas, audio libros, seminarios de actualización, cursos en línea—. Bien decía Benjamin Franklin: “Desocupe su bolsa en su mente y su mente se encargará de llenar su bolsa”. La persona que no está dispuesta a invertir en sí misma, está negociando el precio del éxito, pese a que el precio del éxito no es negociable. La inversión en su desarrollo personal no sólo es un hábito que debe adquirir, sino que debe ser parte fundamental de su plan de éxito.

Comparte este artículo