¿Tienes metas claras que garanticen el crecimiento de tu negocio?

El propósito más importante de cualquier negocio es simplemente crear y mantener clientes. Eso es todo. Si logras cumplir con este objetivo de crear y mantener cada vez más clientes, tus ganancias aumentarán, tu volumen de ventas se incrementará y tu negocio crecerá. Vender es servir. Si el objetivo primario de la venta es satisfacer una necesidad específica del cliente (servirlo), y al hacerlo estás respondiendo al propósito principal para el cual tu empresa fue creada, tiene sentido entonces que tus metas más importantes giren alrededor de las ventas.

Si quieres que tu negocio crezca debes siempre estar a la búsqueda de nuevos clientes y prospectos. De nada sirve tener un gran negocio, extraordinarios productos y un servicio fuera de serie, si nadie sabe de tu empresa. Empieza cada mes con una meta específica del número de nuevos clientes y prospectos que esperas atraer y con un plan de cómo vas a lograrla. De igual manera, examina qué puedes hacer para lograr que tus clientes incrementen su pedido. Ofréceles la oportunidad de probar un nuevo producto. De esta manera incrementas el pedido y le permites familiarizarse con toda tu línea de productos. Te invito a que hagas una lista de estrategias específicas que te permitan crear y mantener un mayor número de clientes del que ahora tienes.

Comparte este artículo