Utilizando tus sueños para inspirar a otros

En el mundo del mercadeo en red, la claridad con la que veas tus sueños suele convertirse en una de las mejores herramientas de persuasión al momento de compartir tu oportunidad de negocio. ¿A qué me refiero? Es evidente que si tú no logras ayudarle a un distribuidor potencial a definir qué es lo que él quiere alcanzar en su vida las posibilidades de que le vendas la idea de empezar un negocio son mínimas. Si él no tiene un sueño, una meta específica que desee lograr, ¿qué te hace pensar que sacará tiempo para invertirlo en una nueva actividad?

Por esta razón, lo primero que debes ayudarle a hacer a alguien que está evaluando la oportunidad de negocio por primera vez es a encontrar esa meta, ese gran sueño que lo ponga en acción, que lo ayude a eliminar sus excusas y lo anime a empezar su negocio; algo que le dé la fortaleza y tenacidad para enfrentar todos los retos que con seguridad encontrará a lo largo del camino. ¿Cómo lograrlo?

Una manera de hacerlo es teniendo claro cuáles son los sueños que te impulsaron a ti a tomar acción. Cuando lo sabes, utilizas ese conocimiento como herramienta para ayudarles a los demás a decidirse.

Se dice que en 1983 Steve Jobs, Fundador de Apple, convenció al Director Ejecutivo de Pepsi, John Scully, para que asumiera las riendas de Apple haciéndole esta pregunta: “¿Quieres pasar el resto de tu vida vendiendo agua azucarada o prefieres una oportunidad para cambiar el mundo?”. Jobs llevó a Scully a comprender cuál era su situación en ese momento y lo hizo pensar en qué era lo que él más quería en la vida.

Comparte este artículo